Viviendas unifamiliares escalonadas

Fecha
Categoría
Destacado, Residencial
Sobre éste proyecto

FECHA
2005-2006

 

ARQUITECTOS
Francisco Lacruz, Alejandro San Felipe, Carlos Abadías

 

LOCALIZACIÓN
Senegüé. Huesca

 

CLIENTE
Privado

 

SUPERFICIE
610 m2

El principal reto para la construcción de estas dos viviendas fue salvar el desnivel constante del terreno en el que se ubican. La solución adoptada fue doble. Por una parte, apoyarlas en cuatro plataformas escalonadas y paralelas entre sí y al límite del solar; por la otra, bajar la línea envolvente de la fachada sur hasta la cota de suelo para convertirla en un zócalo de 45 cm que absorbe la diferencia de cota entre crujías.

Cada vivienda se desarrolla en dos crujías situadas cada una en una plataforma, repitiéndose en ambas el esquema organizativo, el cual se desarrolla en una sola planta. En la primera crujía se sitúan las zonas privadas y en la segunda, las públicas. Por su parte, la fachada sureste se plantea como una gran apertura vidriada, dando la espalda a la zona industrial colindante y orientando la visual hacia el núcleo urbano lejano y hacia el monte de Santa Orosia. Esta gran apertura vidriada queda encerrada en una línea continua y quebrada de piedra caliza “Capri”, que caracteriza el perfil de la edificación y sirve de directriz al fondo edificatorio.

El desplazamiento de los volúmenes entre sí y sobre las plataformas permite las vistas desde todas las piezas, creando una percepción diagonal de los volúmenes sobre la parcela y reduciendo de manera importante el impacto sobre el paisaje.

El interior de esa línea quebrada que define el volumen se construye con grandes paños de vidrio y revestimiento de madera alistonada vertical de distintas secciones. Se busca un efecto de ligereza que contraste con la pesadez de la piedra caliza gris de la zona, que se coloca en los testeros de los cuatro volúmenes que forman las viviendas.

La fachada posterior, por otro lado, resulta mucho más opaca y refractaria para con su orientación, dado que en ella se abren las aperturas mínimas, y se resuelve con un revestimiento de mortero de cal blanco.

Se invierte el perfil de las cubiertas inclinadas para envolver bajo la cubierta la planta superior y aligerar la volumetría mediante la fragmentación.